El CBD y el cáncer

¡Envíos gratis en compras superiores a $600 pesos!
¡3 meses sin intereses con tarjetas participantes!
0
0
Subtotal: $0.00
No hay productos en el carrito de compras
las nubes ayuda cancer
El CBD y el cáncer

CBD para el cáncer

El CBD y otros cannabinoides que se encuentran en la planta de cáñamo han sido objeto de mucha investigación en términos de terapia contra el cáncer y apoyo paliativo. Aunque todavía se necesita mucha investigación, los hallazgos actuales son prometedores.

Los beneficios más importantes del CBD en el contexto del tratamiento del cáncer son:
El CBD regula las células inmunes clave encargadas de detectar y eliminar las células cancerosas del cuerpo
El CBD puede aliviar el dolor relacionado con el cáncer.
El CBD apoya la duración y calidad del sueño.
El CBD puede retrasar el crecimiento tumoral.
El CBD alivia las náuseas y los vómitos asociados con la quimioterapia.
El CBD puede apoyar la ansiedad y la depresión asociadas con un diagnóstico de cáncer.

Los cánceres que exhiben sensibilidad a los cannabinoides incluyen glioblastoma multiforme, astrocitoma neuroblastoma, tanto como piel, pulmón, hígado, páncreas, seno, y próstata.

El uso de CBD y otros cannabinoides como terapia para reducir la actividad del cáncer requiere de dosis altas. El CBD coadyuva a detener la proliferación de células cancerosas mientras que el THC es eficaz para reducir tamaño en tumores. Si bien ambos son anticancerígenos eficaces, la combinación de ambos ha presentado efectos curativos mayores. Asimismo los terpenos y flavonoides que suelen estar presentes en pequeñas cantidades también pueden tener propiedades terapéuticas beneficiosas, primordialmente al potencializar sinérgicamente con los demás cannabinoides, lo que se le conoce como efecto de séquito.

Las nubes sugiere:
Aún cuando la investigación generalizada ha demostrado que el cannabidiol tiene un alto nivel de seguridad, incluso en combinación con otros medicamentos farmacéuticos, siempre habla con tu doctor o profesional de salud previó a iniciar con el uso de CBD y otros cannabinoides.

Utilizar CBD de amplio espectro como el de la nubes durante el día el cual es libre de THC y por lo tanto no genera efecto psicotrópico y algún producto con THC por la noche, iniciando en microdosis e ir aumentando gradualmente. En las nubes por el momento no vendemos productos con THC.

NO TOMAR CBD NI OTROS CANNABINOIDES EN CONJUNTO CON TRATAMIENTOS DE INMUNOTERAPIA.

las nubes cancer

CBD Y cánceres específicos:

El CBD para el cáncer de Mama: Un estudio de 2006 reconoció el efecto antitumoral del THC y se centró en la acción antitumoral de otros cannabinoides vegetales, como el CBD, en el cáncer de mama y otros. Los resultados obtenidos en un panel de líneas de células tumorales indican claramente que, de los cinco compuestos naturales sometidos a prueba, el CBD es el inhibidor más potente del crecimiento de las células cancerosas. Una investigación preclínica efectuada en 2010 se centró en los tipos de cáncer de mama y la conclusión fue que existen sólidos indicios favorables al uso de cannabinoides para tratar estos tipos de cáncer. En 2015, un estudio se centró en el papel antitumoral y los mecanismos del CBD contra líneas celulares de cáncer de mama muy agresivas y se constató que El CBD inhibe el crecimiento y la metástasis del cáncer de mama por medio de nuevos mecanismos al inhibir la señalización a través del EGF/EGFR y modular el microentorno del tumor. Estos resultados también indican que el CBD se puede usar como una opción terapéutica novedosa para inhibir el crecimiento y la metástasis de subtipos de cáncer de mama muy agresivos, como el CMTN, que actualmente cuentan con opciones terapéuticas limitadas y están asociados con un mal pronóstico y bajas tasas de supervivencia.

Cáncer de vejiga: Estudio realizado en 2010 mostró que indujo la muerte de células del carcinoma urotelial humano y en las conclusiones afirmaba que se había identificado un posible agente terapéutico para el cáncer de vejiga. Otro estudio, de 2013, encontró que el consumo de cannabis pareció reducir el riesgo de desarrollar cáncer de vejiga; se evaluaron a casi 85.000 hombres.

Cáncer Cerebral: Estudio de 2004 mostró que era capaz de producir una actividad antitumoral significativa tanto in vitro como in vivo, lo que sugiere una posible aplicación como agente antineoplásico.

Cáncer de colon: Un estudio de 2011 mostró que podía promover la muerte de las células del cáncer de próstata y colon y que esa acción estaba vinculada a enzimas que eliminan los fosfatos de las proteínas y modulan las actividades de estas enzimas.

Al año siguiente, un ensayo llevado a cabo con animales mostró que en las líneas celulares de carcinoma colorrectal «el cannabidiol protegió el ADN del daño oxidativo, aumentó los niveles de endocannabinoides y redujo la proliferación celular de una forma sensible a los antagonistas de los receptores CB(1), TRPV1 y PPARg.

La conclusión es que el cannabidiol ejerce un efecto quimiopreventivo in vivo y reduce la proliferación celular a través de múltiples mecanismos

El CBD para el cáncer endocrino: Según un análisis de investigaciones efectuado en 2008, “datos recientes indican que los endocannabinoides influyen en los eventos intracelulares que controlan la proliferación de numerosos tipos de células endocrinas y relacionadas con el cáncer, lo que conduce a efectos antitumorales tanto in vitro como in vivo. En particular, son capaces de inhibir el crecimiento celular, la invasión y la metástasis de los tumores de tiroides, de mama y de próstata”.

Leucemia: En 2013 se llevaron a cabo investigaciones de laboratorio utilizando varios cannabinoides, solos y en combinación, para medir su acción anticancerígena en relación con la leucemia. Los seis cannabinoides que estudiaron mostraron tener propiedades tan efectivas en este sentido como las observadas en el THC. Es importante destacar que tenían un mayor efecto sobre las células cancerosas cuando actuaban conjuntamente. Estos agentes pueden interferir en el desarrollo de las células cancerosas; detienen su avance y les impiden crecer. En algunos casos, si se utilizan unos patrones de dosificación específicos, pueden destruir las células cancerosas por sí solos. Usados en combinación con el tratamiento existente, podríamos descubrir algunas estrategias altamente efectivas para combatir el cáncer. El estudio examinó dos formas del cannabidiol (CBD), dos formas del cannabigerol (CBG) y dos formas del cannabigevarín (CBGV), que son los cannabinoides que más se encuentran en la planta de cannabis, aparte del THC.

Cáncer de pulmón: Un estudio de 2010 proporcionó por primera vez pruebas acerca del mecanismo subyacente a la acción anti invasiva del CBD sobre las células del cáncer de pulmón en humanos. Una investigación alemana publicada en 2012 mostró por primera vez el proceso químico mediante el cual el CBD induce la muerte de las células cancerosas en este tipo de cáncer.

CBD para el cáncer de próstata: Una investigación publicada en 2013 proporcionó pruebas exhaustivas de que los cannabinoides de origen vegetal, el cannabidiol especialmente, inhiben fuertemente la viabilidad del carcinoma de próstata in vitro.también mostró que el extracto estaba activo in vivo, ya fuera solo o administrado con medicamentos habitualmente utilizados para tratar el cáncer de próstata, y exploró los mecanismos potenciales que había detrás de estos efectos antineoplásicos.

Otro estudio sobre el CBD y el cáncer de próstata escribieron que los resultados indican claramente que el CBD inhibe con fuerza el crecimiento de las células cancerosas, y que su acción sobre las células no cancerosas es significativamente menor. El tratamiento con CBD puede inhibir eficazmente la formación de esferoides en las células madre del cáncer. Esta acción puede contribuir a su efecto anticancerígeno y quimio sensibilizante contra el cáncer de próstata”

Cáncer de piel: Un estudio de 2013 mostró la actividad anticancerígena de la anandamida en las células del melanoma cutáneo en humanos.

Quimioterapia: El cannabis reduce con eficacia las náuseas y los vómitos que suelen presentarse con los tratamientos de quimioterapia. Los estudios han encontrado que el CBD es eficaz para tratar las náuseas más pertinaces, así como para prevenir su manifestación en los pacientes que siguen un tratamiento de quimioterapia.

Fuente: CBD el cannabis medicinal por Leonard Leinow

Conoce los beneficios del CBD en el Parkinson aquí.

Acceder

Registrarse

Sus datos personales se utilizarán para respaldar su experiencia en este sitio web, para administrar el acceso a su cuenta y para otros fines descritos en nuestra política de privacidad
Please accept the Terms and Conditions to proceed.