CBD y dolor: Cómo puede ayudar, usos y beneficios

Celebramos 5to Aniversario con 30% desct en tienda 🎉
¡Envíos gratis en compras superiores a $450 pesos! ☁️
¡3 meses sin intereses con tarjetas participantes!
CBD y dolor: Cómo puede ayudar, usos y beneficios
CBD y dolor: Guía completa y detallada con todo lo que necesitas saber acerca de los usos y beneficios del CBD para el manejo y alivio del dolor.

En México, según datos del INEGI de 2017, aproximadamente el 27% de la población mayor de 7 años experimentó dolor en algún momento durante los tres meses anteriores, siendo más común en adultos mayores.

Frente a esta realidad y la búsqueda de soluciones efectivas para el manejo del dolor, ha llevado a muchos a explorar el potencial del Cannabidiol (CBD) y otros cannabinoides como aliados potenciales en la búsqueda de alivio del dolor.

Aquí, analizaremos la relación entre el CBD y el manejo del dolor, profundizando en cómo este componente de la planta de cannabis se está estableciendo como una opción de tratamiento prometedora y segura para diversas dolencias.

Qué es el CBD

Para entender cómo el CBD puede aliviar el dolor, es esencial conocer qué es. El CBD, o cannabidiol, es uno de los muchos compuestos que se encuentran en la planta de cannabis.

A diferencia del THC, otro compuesto conocido del cannabis, el CBD no es psicotrópico, lo que significa que no produce efecto de drogación alguno. 

El CBD se relaciona con el sistema endocannabinoide del cuerpo, una red de señalización compleja esencial en la regulación de aspectos como el dolor, el estado de ánimo, el apetito y la memoria.

Este sistema abarca receptores ubicados en diversas zonas corporales, incluyendo el cerebro, órganos principales y la piel. Se considera que el CBD produce sus efectos terapéuticos al modificar la actividad de estos receptores.

En los últimos años, este compuesto en conjunto con otros de la planta han capturado una atención creciente debido a su potencial en el manejo del dolor.

Con el aumento de personas buscando alternativas a los tratamientos convencionales para el dolor, el interés en el CBD se ha intensificado notablemente.

Clases y tipos de dolor

El dolor es una respuesta vital: advertir al cerebro del daño al cuerpo. Nos indica que algo no funciona correctamente, es nuestro sistema nervioso avisando de que algo está mal.

Los cannabinoides como el CBD pueden interactuar de diversas maneras con los diferentes tipos y clases de dolor que generalmente se clasifican de la siguiente manera:

Dolor Neuropático: Originado por daños en el sistema nervioso. Se caracteriza por sensaciones de ardor, hormigueo o disparos.

Dolor Inflamatorio: Ocurre en respuesta a inflamación, como en artritis o infecciones. Puede ser tanto agudo como crónico.

Dolor Nociceptivo: Resulta de la activación de los nociceptores por daño tisular, como cortes o contusiones. Y de acuerdo a su duración o recurrencia: 

Dolor Crónico: Persiste durante un período prolongado, generalmente más de tres a seis meses. Puede ser el resultado de condiciones subyacentes que no se resuelven, como enfermedades crónicas, daño nervioso, o inflamación continua.

A menudo es más complejo y puede incluir componentes emocionales y psicológicos.

Dolor No Crónico (Agudo): Es de corta duración y a menudo tiene una causa clara, como una lesión o cirugía. Suele desaparecer a medida que el cuerpo se cura.

CBD productos

Cómo funciona el CBD para aliviar el dolor: Perspectiva científica

Los cannabinoides, incluido el CBD, interactúan con los receptores del sistema endocannabinoide CB1 y CB2, modulando el dolor. Los endocannabinoides, es decir cannabinoides naturales producidos por el cuerpo, anandamida (AEA) y 2-arachidonoylglicerol (2-AG) juegan un papel crucial en este proceso.

Por lo que la manipulación de los niveles de endocannabinoides ya sea inhibiendo su degradación o usando endocannabinoides sintéticos o fitocannabinoides como el CBD,  puede tener un impacto significativo en el tratamiento del dolor. 

1. Aumenta los niveles de anandamida

Puede aumentar los niveles de anandamida, un endocannabinoide natural en el cuerpo. El CBD inhibe la enzima FAAH (hidrolasa de amida de ácido graso), que es responsable de la degradación de la anandamida.

Al inhibir esta enzima, ayuda a mantener mayores niveles de anandamida en el cerebro y el cuerpo, lo que puede contribuir a reducir el dolor y mejorar el bienestar general.

Este mecanismo subraya parte del potencial terapéutico de esta sustancia en diversas condiciones, incluyendo el manejo del dolor y la regulación del estado de ánimo.

2. Bloquea la transmisión del dolor en la médula espinal y el cerebro

A través de los receptores de dolor vanilloide y opioide: El CBD interactúa principalmente con el sistema endocannabinoide, pero también tiene efectos en otros sistemas.

En particular, puede influir en los receptores vanilloides (TRPV1), que están implicados en la regulación del dolor, la inflamación y la temperatura corporal.

Además, aunque no se une directamente a los receptores opioides de la misma manera que los opioides tradicionales, puede influir indirectamente en estos sistemas y potenciar o modificar sus efectos, lo que contribuye al alivio del dolor. Sin embargo, la investigación en este ámbito es compleja y todavía está en desarrollo.

3. Propiedades antiinflamatorias

 Varias investigaciones han demostrado que el CBD posee propiedades antiinflamatorias. Actúa sobre ciertos receptores y vías celulares que influyen en la respuesta inflamatoria del cuerpo.

Esta capacidad de reducir la inflamación contribuye a su potencial para aliviar el dolor, especialmente en condiciones donde la inflamación es un factor subyacente significativo, como en ciertas formas de artritis.

Sin embargo, la investigación continúa avanzando para comprender mejor estos efectos y cómo pueden aplicarse clínicamente.

4. Disminuir efectos secundarios

Puede aliviar algunos de los efectos secundarios comunes asociados con el dolor, como el insomnio, la depresión y la ansiedad. Existen evidencias que sugieren que tiene propiedades ansiolíticas y puede mejorar la calidad del sueño.

Además, podría tener un impacto positivo en el estado de ánimo, lo cual puede ser beneficioso en el manejo de la depresión asociada con el dolor crónico.

Sin embargo, es importante señalar que la investigación en estas áreas está en curso y que se necesita más evidencia para establecer la eficacia y seguridad del CBD en estos aspectos específicos.

La versatilidad del CBD en el manejo del dolor abarca una amplia gama de tipos, incluyendo el causado por inflamaciones, migrañas, condiciones crónicas, artritis, trastornos oncológicos, postoperatorios, muscular, lesiones deportivas, de espalda y dolor diabético, entre otros.

En este contexto, los cannabinoides naturales emergen como una opción potencialmente efectiva y menos convencional, mostrando promesa en el alivio del malestar asociado a diversas condiciones.

Beneficios del CBD como aliado para el tratamiento del dolor

Algunas ventajas que el CBD y otros cannabinoides naturales pueden ofrecer con relación en el manejo del dolor son:

Perfil de seguridad (Efectos secundarios). En comparación con algunos analgésicos y antiinflamatorios convencionales, el CBD tiene perfil de efectos secundarios relativamente bajo y en productos de alta calidad, un perfil de seguridad generalmente bueno.

Esto puede ser beneficioso para aquellos que desean evitar los efectos secundarios adversos de ciertos medicamentos.

No crea dependencia. De acuerdo a la OMS el CBD no crea dependencia, por el contrario, ha demostrado promesa en ayudar a reducir la dependencia de analgésicos, ofreciendo una vía natural para aquellos que buscan dejar de depender de medicamentos más adictivos, los que a menudo vienen con efectos secundarios graves y riesgo de adicción. 

Alternativa Natural. El CBD y otros cannabinoides provienen de las plantas y pueden ofrecer un alivio del dolor más natural. Es importante que el producto sea de calidad para que no contenga otros compuestos no deseados como metales pesados, solventes residuales o pesticidas. 

El CBD puede ser especialmente útil en el manejo del dolor crónico, que a menudo es más complejo y puede incluir Componentes Emocionales y Psicológicos.

Farmacorresistencia. En situaciones en las cuales los tratamientos convencionales no surten efecto o existe cierta resistencia a los medicamentos, el CBD y otros cannabinoides pueden presentar una alternativa prometedora para el control del dolor.

¿Cómo usar el CBD para el alivio del dolor?

Seleccionar el producto adecuado para el alivio del dolor implica considerar factores como la fuente del CBD, la concentración y el tipo de producto. Asegurar la calidad y pureza de los productos de CBD es crucial para un manejo efectivo del dolor.

Las marcas de confianza en el mercado de CBD a menudo proporcionan resultados de pruebas de laboratorio de terceros, ofreciendo garantías de calidad y consistencia del producto. Educarse sobre estos factores es clave para tomar una decisión informada.

Dosificación de CBD: El tratamiento del dolor con CBD a menudo requiere dosis altas y un uso constante para ser efectivo. La dosificación óptima de CBD varía significativamente de una persona a otra y según el tipo específico de dolor que se esté tratando.

Es crucial comenzar con una dosis baja y ajustarla progresivamente según sea necesario, siempre observando cuidadosamente la respuesta del cuerpo y los efectos experimentados.

Uso combinado de THC y CBD: Es importante destacar que el THC, otro cannabinoide predominante en la planta de cannabis, también puede ser un eficaz coadyuvante en el manejo del dolor.

Al considerar productos que contienen THC, es esencial ser cauteloso con la dosificación para minimizar los efectos psicotrópicos. La combinación de THC y CBD puede ofrecer un enfoque más integral para el tratamiento del dolor, aprovechando las propiedades únicas de cada cannabinoide.

Consulta médica y asesoramiento profesional: Antes de iniciar cualquier tratamiento con cannabinoides como el CBD o el THC, es fundamental consultar a un médico o profesional de la salud.

Un experto puede ofrecer orientación personalizada sobre la dosificación adecuada, interacciones con otros medicamentos y cómo integrar estos tratamientos en un plan de manejo del dolor más amplio.

Además, un profesional de la salud puede monitorear de cerca la respuesta al tratamiento y realizar los ajustes necesarios para optimizar la eficacia y minimizar los posibles efectos secundarios.

CBD y calma

Terapias con CBD: Estudios y fuentes

El sistema endocannabinoide presenta un gran potencial para el desarrollo de terapias para el manejo del dolor. Se resaltan las contribuciones de los siguientes estudios:

El estudio NCBI PMC2834283 explora cómo la anandamida (AEA) y el 2-arachidonoylglicerol (2-AG) regulan el dolor, destacando el potencial de manipular los niveles de endocannabinoides para tratar el dolor.

El estudio PubMed 25846617 se enfoca en el sistema endocannabinoide como un regulador clave del dolor, destacando la importancia de los cannabinoides naturales.

Y el artículo Pain Journal, analiza tanto compuestos naturales como sintéticos que afectan el sistema endocannabinoide, incluyendo su uso en modelos animales de dolor crónico.

También hay evidencia emergente de los beneficios del CBD en el tratamiento del cáncer, incluyendo alivio del dolor y reducción de efectos secundarios de la quimioterapia.

Fuente: Kylie O’Brien, 2022

Es importante señalar que aunque algunos estudios indican que el CBD podría ser útil en la gestión del dolor, especialmente en condiciones específicas, los resultados son mixtos y se requiere más investigación para sacar conclusiones definitivas sobre su eficacia y dosificación óptima.

Conclusión

En resumen el CBD puede soportar el dolor de las siguientes maneras: 

  • Aumenta los niveles de anandamida. 
  • Bloquea la transmisión del dolor en la médula espinal y el cerebro, a través de los receptores de dolor vanilloide y opioide. 
  • Reduce e inhibe la inflamación, una de las principales causas de dolor en el cuerpo humano.
  • Alivia los efectos secundarios comunes del dolor, incluidos el insomnio, la depresión y la ansiedad.

El CBD se está convirtiendo en un aliado clave para el alivio del dolor. A pesar de que aún se requiere más investigación para comprender plenamente su funcionamiento y beneficios, es visto como una opción prometedora para quienes buscan tratamientos naturales y efectivos.

Si estás enfrentando problemas de dolor o simplemente buscas una alternativa más segura a los analgésicos tradicionales, podría ser una opción digna de consideración.

¡Esperamos que esta guía te haya proporcionado información valiosa sobre el uso del CBD y el dolor!

10%

de descuento* en tu primer orden!

¡Suscríbete y ahorra!

* No acumulable con otros descuentos ni cupones. 

Acceder

Registrarse

Sus datos personales se utilizarán para respaldar su experiencia en este sitio web, para administrar el acceso a su cuenta y para otros fines descritos en nuestra política de privacidad
Por favor acepta los Términos y Condiciones para proceder.